22 de febrero: Día internacional por la igualdad salarial

22 de febrero de 2013
Tomado de: e-mujeres.net
CHTJ-UGT

En este día, desde hace unos años, venimos recordando que una de las principales reivindicaciones de la igualdad entre mujeres y hombres es la equiparación salarial.

Lejos de corregirse, la brecha salarial en nuestro país sigue en aumento. Según los datos arrojados en el último informe presentado recientemente por la Secretaría Confederal para la Igualdad, las mujeres tienen que trabajar 82 días más que los hombres para poder percibir la misma retribución media anual, por cuanto la brecha salarial se sitúa en el 22,55%.

Al contrario de lo que se pudiera pensar, estas diferencias no tienen que ver, por ejemplo, con el nivel de formación de las trabajadoras o su mayor o menor presencia en la actividad en cuestión. En sectores como el comercio y la hostelería, en los que la presencia de mujeres en términos de ocupación es superior a los hombres, la brecha salarial se sitúa en el 28,69% y 24,08% respectivamente, lo que equivale a que las trabajadoras en comercio deberían trabajar 105 días más que sus compañeros y en hostelería 88 días más.

Este es un problema difícil de identificar porque está ligado a situaciones de discriminación indirecta como la segregación ocupacional horizontal y vertical, menor valoración del trabajo que realizan las mujeres, concentración en los puestos peor pagados, mayor temporalidad, tiempo parcial y porque soportan principalmente el peso de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Pero además de estar ligada a las peores condiciones laborales, la dificultad para detectar los motivos que causan estas diferencias retributivas es que, en muchos casos, las diferencias están ligadas a la retribución variable, complementos como la disponibilidad o negociaciones individuales fuera del convenio colectivo, especialmente, en los puestos más altos de la clasificación profesional.

Todo ello tiene consecuencias directas en la retribución presente de las trabajadoras, pero también en las prestaciones y futuras pensiones como consecuencia de una menor cotización.

Lamentablemente la crisis económica, las políticas de recorte, la Reforma Laboral y la situación de la negociación colectiva podrán ahondar en esta manifestación de discriminación que es la desigualdad retributiva entre mujeres y hombres.

A pesar de todo, la acción sindical y la negociación colectiva siguen siendo herramientas imprescindibles para corregir esta desigualdad, además de la vía judicial. En este sentido, celebramos sentencias como la dictada este año por la Audiencia Nacional que condena a la empresa El Corte Inglés, por incumplir las medidas de retribución contempladas en su Plan de Igualdad. La empresa, al no informar a la Comisión de Seguimiento sobre la estructura salarial, ni tampoco sobre las razones de las diferencias salariales entre mujeres y hombres ha impedido la aplicación de medidas correctoras de retribución.

About these ads

About Poder, Cuerpo y Género

Poder, Cuerpo y Género tiene como propósito, recopilar noticias, videos, imágenes, actividades, columnas, entre otros, para proveer y promover reflexiones desde el marco cultural así como de las ciencias sobre cómo se imponen, desatan, negocian, y representan las relaciones de poder en torno al cuerpo, desde una perspectiva de género. View all posts by Poder, Cuerpo y Género

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 326 other followers

%d bloggers like this: